Omar Elí Robles

Sep 20, 2019

Peña, un culazo… una pensión y muchas mentiras


 

Un amigo mexiquense, colaborador de Peña Nieto en el área de Relaciones Públicas me dice que si mañana llaman a declarar al ex Presidente sobre el origen del dinero que gasta a manos llenas por todo el mundo, acompañado de ese culazo llamado Tania Ortiz, simplemente dirá: “Es de mi pensión”.

Así de fácil…

Entre el montón de mentiras de la Cuarta Transformación figura el del retiro de la pensión a los expresidentes.

Por Ley no puede quitarlas, no podía… no se legisla en retroactivo; la ley aprobada en tal sentido aplica a partir del próximo sexenio, es decir, López Obrador será el primer Presidente sin pensión.

Calderón no se ocupa de ella porque la ha donado… Fox solamente recibe una parte, pero el tema no se toca, a todos les conviene que no se toque.

Y así…

La venta del avión con la ayuda de la ONU… ¿Cuál venta?

La dirección o secretaría u organismo para devolverle al pueblo lo robado, es una dependencia que existe desde hace mucho tiempo y se dedicaba a salvaguardar bienes incautados a los grupos del narco y del crimen organizado, además de embargos fiscales a evasores.

Las subastas se hacen cada año o a veces más seguido, pero el dinero no va al pueblo…

Ahora utilizaron lo de la casa del chino para pagar las becas y apoyos a los deportistas de alto rendimiento, cuando ya estaban contra la pared por las denuncias de falta de financiamiento a los medallistas.

La imagen, la pretendida buena imagen basada en mentiras se va a derrumbar.

Por eso no van a llamar a Peña, de quien suponemos que mamó millones y millones de pesos a través de obras y proyectos carísimos.

Simplemente con su pensión de un millón de pesos al mes para gastos puede hospedarse y pagar aviones por donde quiera y cuando quiera, le alcanza.

Los adoradores del Peje hacen entripados cada vez que miran al comandante de los bandidos que baila con una muñeca a la que su caudillo no tiene acceso.

Peña, pienso yo, fue bandidísimo pero tuvo la inteligencia de pasar por imbécil chistoso.

Baila sobre las mentiras de quien pregona la honestidad…

Baila sobre un pacto del que seguramente tiene un seguro fabuloso que impide siquiera que lo toquen.

Lo de Peña desvela no solamente la corrupción anterior, sino las mentiras del actual.

Y eso, es patético.

Last modified on Viernes, 20 Septiembre 2019 00:29